Cuando hoy nos parece lejano y, a algunos inexistente, un mundo sin conexión, damos por cierto que cualquiera ha incorporado a su rutina una habilidad más, la capacidad de desempeñar tareas en el mundo tecnológico.

La economía digital y tu negocio

La economía digital es un sector en alza que ha marcado su potencial crecimiento en una evolución quizá inesperada, a partir de la pandemia. Los planes para trabajar en remoto en empresas y particulares, encontraron la mejor de las excusas para poner en práctica de manera inmediata y con resultados sorprendentes en cuanto a eficiencia y aceptación generalizada, una novedosa y sin precedentes forma de trabajo.

Esta pertenencia al mundo digital la podemos observar desde la perspectiva individual, en cada caso de aquellos que te permitirá ganar dinero: 1. como empleado, 2. como autoempleado, 3. en tu papel de empresario y dueño de negocio y 4. como inversionista, tomando el esquema de Robert Kiyosaki cuando describe las 4 mentalidades para ganar dinero.

A partir de 2005, a través de la Asociación de Usuarios de Internet  y la Internet Society, se logró que el 17 de mayo se celebre el Día Mundial de Internet. Y qué mejor momento para preguntarte qué tan alineado estás tú y tu proyecto a la alfabetización digital.

Tu mejor inversión siempre será el alfabetismo digital

Sea cual sea tu idea de negocio, el primer paso siempre será involucrarte en el entorno digital y si es necesario, buscar ayuda de los especialistas para mantenerte al día, disminuir la brecha digital y profundizar en tu mejor inversión: el alfabetismo digital.

No es necesario formar parte de la generación millenial o de la Z. La tecnología cambia a ritmo frenético y tú y todos los que buscan libertad financiera, deben incluir los nuevos modelos de Tecnologías de la Información a cualquier proyecto de generación de ingresos, independientemente de la edad y del proyecto que quieras llevar a cabo.

Así te aseguras una cadena de valor que irá desde la deseada y necesaria visibilidad de  tu marca, pasando por la gestión de tu negocios y la relación con tus bancos, familiarizándote con términos como wallets, chatbot, fintech, portales comerciales o  canales móviles, en un aprendizaje constante.  No lo dejes para mañana.

¿Recuerdas aquello de que lo que no está en internet no está en el mundo?

Imagen tomada de Pixabay.