Si eres de las personas que esperan a que les sobre algo de dinero para comenzar a ahorrar, estarás perdiendo una oportunidad de oro para alcanzar tu libertad financiera

No seas de esas personas que todavía piensan que el ahorro no se la lleva bien con las deudas. Es cierto que la mayoría de la gente cree que lo que que llamamos “ahorro” es el dinero que “sobra”; y es un error pensar de esa manera porque el dinero nunca sobrará. Considera que el ahorro es, simplemente, la parte de tu ingreso que no destinarás al consumo; si lo ves así, comprenderás que Don Ahorro y Doña Deuda puedan vivir juntos y felices para siempre; solamente necesitas estar consciente de lo verdaderamente importante para ti, tener ideales, voluntad y cierta disciplina en cuanto a la forma como manejas tu dinero.

Si aun no has comenzado a ahorrar, este es el momento de hacerlo. Razones hay muchas, aquí solamente te indicamos algunas:

El ahorro te facilitará planificar tu futuro y alcanzar metas en la vida; reducirás la dependencia económica de tus familiares y amigos; tendrás una mayor capacidad de respuesta ante emergencias, contingencias u otros imprevistos; no tendrás necesidad de contraer ciertas deudas que pudieran ser difíciles de pagar; podrás planificar tus viajes, vacaciones o cualquier otra actividad lúdica que te agrade; tendrás cierta holgura económica para contribuir a mejorar la calidad de vida de tu familia; te sentirás menos estresado o agobiado ante los problemas económicos del día a día; tomarás mejores decisiones relacionadas con tu futuro, tus estudios o el trabajo; irás construyendo un perfil financiero que te será de mucha ayuda cuando quieras pedir un préstamo para adquirir tu vivienda o comprar un vehículo; también irás consolidando una forma de pensar que te permitirá organizar tus ingresos, priorizar tus gastos y vivir sin grandes sobresaltos luego del retiro.

Como verás, ahorrar tiene ventajas que aunque casi todos reconocen, muchos no se decidan a hacerlo. Si eres de esas personas a las que se les dificulta comenzar a ahorrar, te recomiendo que en el mismo instante en el que recibas tus ingresos mensuales o quincenales, apartes una pequeña porción para el ahorro y poténcialo tratando de gastar menos en chucherías, refrescos, café, salidas con amigos o comer fuera de la casa. Créeme que no es difícil; tan solo debes mantener tu compromiso de hacer crecer la cuantía del dinero ahorrado y a la final verás que se convierte en un saludable estilo de vida.

RECUERDA: nunca pienses que vas a ahorrar el dinero que te sobra, y no esperes a tener una mejor oportunidad para comenzar a ahorrar. El ahorro es una de las grandes herramientas que tenemos a la mano para construir el futuro que deseamos.