Intenta siempre obtener el dinero que necesitas, haciendo lo que de verdad te agrada y te emociona

Cuando tienes la capacidad de cubrir todas tus necesidades económicas, sin depender de nadie, ni haciendo algo que no sea de tu agrado, podrás decir (sin temor a equivocarte) que disfrutas de un bienestar económico y posees libertad financiera.

Lo contrario de la libertad financiera es la dependencia financiera, es decir, cuando las personas dependen de otras para que les provean el dinero que necesitan para cubrir los gastos con los que satisfacen sus necesidades y sostienen su vida.

Es obvio que todos deseamos la libertad (o independencia) financiera, porque ese concepto está estrechamente vinculado con el bienestar económico y nuestra calidad de vida. La libertad financiera trasciende el simple hecho de tener el dinero necesario para pagar nuestros gastos. En tu caso, por ejemplo, quizás tengas un buen salario que te permite vivir holgadamente, pero si no disfrutas lo que haces, o en ocasiones te obligan a contradecir tus valores personales, ese sentimiento de libertad se desvanece; dicho de otro modo, financieramente no eres libre, porque dependes de otros.

En términos generales, el concepto de libertad financiera se vincula con aspectos como:

– Obtener el dinero haciendo lo que de verdad te agrada y te emociona.

– Sentirte bien y con alta autoestima, sin que para ello necesites de otras personas, objetos o símbolos de status.

– Poseer la suficiente fortaleza emocional para no caer en la tentación de comprar lo que no necesitas, por más que te manipulen e inciten a ello.

– Concentrarte en lo que tienes y puedes disfrutar, y desentenderte de todo aquello que realmente no necesitas. (muchas personas sufren por lo que no tienen y pierden la capacidad de disfrutar lo que poseen)

– Mantener la autenticidad y la congruencia entre lo que piensas y lo que haces. Debes ser congruente contigo mismo antes que con los demás.

A pesar de que no lo parezca, lograr la libertad financiera está mucho más cerca de lo que piensas; no es tan difícil y solamente depende de ti.

Piensa en lo que te “amarra” a lo que no deseas; vence tus miedos y comienza a diseñar tu hoja de ruta para hallar esa libertad y el estado de bienestar que tanto añoras y mereces.

Para el nuevo juego de Money Race quisimos tomar todo esto en consideración y construir un juego que permitirá a todos los jugadores alcanzar la deseada libertad financiera a través de diferentes niveles de juego, asegurándonos de que no solo tienes libertad financiera en el juego, también sabrás lo que se necesita para hacerlo en la vida real.

El juego finalmente está casi completado, y puedes registrar tu email en la página de inicio y te avisaremos en cuanto el juego esté publicado.